¿ASFALTO O MONTAÑA?

¿ASFALTO O MONTAÑA?

¿Por qué elegir solo una parte si podemos disfrutar los beneficios de todo?

Israel Moreno

Nacidos en la dicotomía. Mamá o papá. Izquierdas o derechas. Villarriba o Villabajo. Amigos o enemigos…

Me resisto a creer que es una tendencia incrustada en nuestra carga genética. Prefiero pensar que se trata de una querencia transmitida culturalmente y así me reservo la ilusión de que algún día podremos vivir disfrutando símplemente de lo mejor de cada cosa.

Confieso haberme dejado llevar en algún momento pasado por esta obsesión infantil. Actualmente, siendo abiertamente montañero, amante de la práctica deportiva en la naturaleza, disfruto de esos días de series no necesariamente en asfalto, pero sí en pistas llanas con apenas cambios de nivel. Gracias a ello hago una aportación de calidad y velocidad al conjunto de mi entrenamiento repercutiendo en mejores sensaciones al correr por montaña.

Se habla mucho de los beneficios del entrenamiento cruzado, de deporte a deporte. Yo también considero que se realiza este tipo de entrenmiento, con los consecuentes beneficios, cuando se intercalan algunas sesiones del estilo de carrera que no se practica habitualmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte

Artículos recientes

Recibe las novedades

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe un correo electrónico con las actualizaciones del blog. Nada de spam ni publicidad, prometido!

Categorias